Yo soy yo y mi circunstancia

fullsizerender-41

A lo largo de los años se han ido asociando palabras a funciones muy concretas, todo ello aprobado e interiorizado socialmente. Pero, ¿qué nos ha llevado a eso? Es decir, si cada uno vemos la vida con los filtros propios, interpretamos en base nuestras emociones, pensamientos, experiencias como seres individuales y diferenciados, cómo es que adoptamos etiquetas sin ni siquiera cuestionarnos lo que dicen sólo porque “Si hay muchas personas que lo han establecido así, por algo será”.

Por ejemplo, recientemente descubrí que muchas personas asocian la palabraesfuerzo a sacrificio. Digo que lo descubrí porque al interpretarla con otro significado ni siquiera había caído en la cuenta que tenía asociada esa connotación negativa (y yo tan feliz hablando de esfuerzo, ¡súper positivo!)

¡Propongo una revolución lingüística! Que cada uno le dé la vuelta, que seamos capaces de romper fronteras, que esforzarse también pueda (que pueda, no que tenga que ser así) significar sacrificio trabajo, que la preocupación no se entienda como algo terribilizador. También se trata de una revolución mental. Una revolución en la que tú tienes toda la amplitud de campo para pensar como quieres hacerlo, donde alguien no te insista en que su forma es la correcta. Comunicar sí, compartir también, insistir…no.

La diferencia que establecen entre ocupación y preocupación se hace en términos laborales, o con emociones extremas, con la forma de rumiar que no es sólo propia de las vaquitas sino que los seres humanos también hemos adoptado para seguir “andando” en círculos… En estos casos, la experiencia me cuenta que es mejor ocuparse que preocuparse. Ocuparte te ofrece opciones, acción, resolución…y, en un gran número de ocasiones, resultados. La preocupación (en exceso) tendría una energía parecida al miedo, la paralización.

Ahora bien, si terribilizamos el concepto genérico de preocupación, ¿qué hacemos?

Pongamos por caso, una persona muy cercana a vosotros tiene que ser operada y la operación tiene un riesgo alto. ¿Te ocupas o te preocupas? De forma racional puedes no quedarte en la espiral de preocupación, mantener diálogos positivos, esperar a obtener los resultados (porque todo lo demás serían hipótesis). Pero ¿qué hay de las emociones? Ahí quería llegar, la integración pensamiento-emoción. Si una cosa no está en coherencia con la otra es como si nuestra mente piensa que el camino correcto es el de la derecha y nuestros pies se mueven al camino de la izquierda. La noche existe porque existe el día, y viceversa. Las emociones positivas existen porque también tenemos las denominadas emociones negativas, imprescindibles para nuestro crecimiento y equilibrio emocional. Ellas forman parte de un todo, de nosotros (quedarse anclado/rumiar es otro debate). Para mí es una cuestión de conocimiento, integración y, sobre todo, aceptación (entendida como resignación fluir)

Personalmente, me gusta trabajar con el lenguaje. Pero también me gusta exponer y escuchar. Aunque para mí una palabra tenga una interpretación determinada, si para la persona con la que estoy trabajando tiene otro significado, eso es lo que vale. Habrá que reestructurar su lenguaje acorde a sus creencias e interpretaciones, no acorde a las mías. Cierto es que existen palabras más “destructivas”, otras más “constructivas”, “positivas” y “negativas”. ¿Habéis notado la diferencia que existe entre Occidente y Oriente con respecto al término “muerte”? ¿Cuál de ellos vive mejor, los que lloran o los que celebran?

En estos casos en Gestión Emocional utilizo varias palabras -dejando la lista abierta- para denominar a los errores (error, fracaso, bache, piedra en el camino…) y que cada una de las personas con las que estoy trabajando escoja cuál es aquella que no le supone un impacto emocional intenso, es decir, que no le paraliza/frustra/conduce a miedos/genera culpa etcétera.

Soy muy pro a utilizar lenguaje positivo/constructivo, desbancar los “No puedo”, reducir los “Tengo que” cuando expresamos lo que vamos a hacer como obligación (porque sí, en realidad no estamos obligados a nada -o casi nada-. Si podéis, reflexionad sobre esto). Por este motivo os animo a que paréis un momento, escribáis qué expresiones utilizáis a diario y qué significado (y emociones) tienen  para vosotros. ¿Recordáis lo que os contaba acerca de los pensamientos en  Lo que piensas, creas?Ahí empieza todo.

“Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.

Cuida tus palabras porque se volverán actos.

Cuida tus actos porque se volverán costumbres.

Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.

Cuida tu carácter porque forjará tu destino,

y tu destino será tu vida”

Os propongo que seáis conscientes de cómo construís vuestras realidades y, con ello, vuestra vida.

AMOR, siempre.

Tomado de https://viedeprovence.wordpress.com/2016/04/12/lenguaje-positivo/

Anuncios

Acerca de Ing. Gustavo Vittek

Ingeniero Industrial (ITBA), eMBA (Universidad Siglo 21), CPIM (APICS, CIRM (APICS) El desarrollo de mi carrera se fue dando en empresas multinacionales y en PyMES, relacionadas con actividades de alimentación, retail, consultoría y textil. Mi primer experiencia laboral la tuve en Brahma Argentina, como analista de materiales y planificación de compras de materias primas e insumos. En dicha empresa llegué a coordinar el sector de logística industrial, responsable de la planificación de producción y compras, distribución de producto terminado y atención a distribuidores. Dejo Brahma para ingresar en PricewaterhouseCoopers en la práctica de Consultoría de operaciones. Mi carrera continúa en Dia Argentina, al frente del Centro de Distribución en Vicente López, Buenos Aires por un período de casi 2 años. Llegamos a mi actual ocupación como Gerente de planta de Rontaltex S.A. En este punto de mi carrera aparece la necesidad de compartir los conocimientos y vivencias adquiridos en estos primeros años de experiencia laboral, sumados a las horas de capacitación en diferentes temas. En el año 2014 tomo contacto con Diseño Humano, una herramienta que permite conocer nuestro ser original, sin los condicionamientos de nuestra educación formal e informal. De una manera gráfica, simple y práctica, Diseño Humano nos permite conocer nuestra esencia, nuestros dones y áreas de aprendizaje, a la vez que nos muestra la forma correcta de llevar adelante nuestra vida, tomando decisiones desde el lugar correcto de nuestro diseño. Tenemos en nuestras manos el manual de instrucciones para llevar adelante nuestra vida de la forma más fluida y alineada con nuestra esencia. A principios de 2015 recibo la certificación de Guía de Diseño Humano Consciente. Estoy habilitado para hacer lecturas y dar orientación de los diseños que me soliciten preparar.
Esta entrada fue publicada en Amor, Coaching, Coaching personal, Honestidad, Libertad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s