¿Cómo saber si vas bien o mal en tu negocio o profesión?

dudas-2

por Aida Baida Gil

Una de las preocupaciones que me comentan mis lectoras es cómo saber si van bien o mal en lo que hacen. Ya sea respecto a una decisión, un cambio profesional o un negocio recién lanzado.

A veces te preocupas por eso antes incluso de hacer algúncambio, “¿y cómo voy a saber si voy bien o no? ” En mi opinión, esta pregunta no es más que una exteriorización del miedo a fracasar, como si el hecho de poder ir malsignificara que vas a acabar perdiéndolo todo y viviendo debajo de un puente o algo así.

Ya he hablado de eso en otros artículos, pero para ser breve, la probabilidad de que eso suceda, en la gran mayoría de los casos es muy baja (y digo la gran mayoría de los casos porque nada es imposible, no para que pienses que entonces tu eres ese pequeño porcentaje).

La cuestión es que cuando uno tiene miedo se aferra a cualquier excusa para no dar el paso, así que vamos a intentar eliminar esta para que te animes a dar ese primer paso o a seguir adelante si ya estás en marcha.

¿Qué signos te dicen si vas bien o mal? En mi opinión y según mi propia experiencia:

Cuando tu vocecita interior te dice que en realidad no es eso lo que quieres.

Y sí, esto pasa, que te animas a hacer algo y por dentro piensas: “pero si es que no quiero hacer esto”, y luego surgen las justificaciones que hacen que, aún así, sigas adelante: “pero es que tengo que hacerlo/es lo que se espera que haga/qué van a decir si lo dejo/voy a parecer una fracasada”, etc. Y acabas haciendo algo que no quieres hacer y, además, lo sabes.

Cuando no ves progreso de ningún tipo.

Yo siempre les digo a mis clientas, especialmente cuando empiezas tu negocio, que hay un período de siembra en el que haces mucho y ves poco, hasta que llega la hora de la cosecha y las cosas cambian. Pero que veas poco no quiere decir que no veas nada. Así que primero determina que resultado quieres lograr y qué consideras progreso, y luego ve analizando cada cierto tiempo si hay avances. Si no los hay, es hora de plantearse qué pasa.

Cuando no tienes vida.

Varias veces me han comentado personas que tienen tanto trabajo o que están tan poco organizadas que no tienen vida. Si no tienes tiempo para ti o para tu familia, si estás estresada, silevantarte supone casi un suplicio porque sabes que te espera otro día matador, algo no va bien.

Hay que entender que puede haber épocas más intensas que otras, pero que seas tu la que tiene el control. Por ejemplo, cuando yo estoy en medio de un lanzamiento de un nuevo programa, es una época de mucho trabajo y algo de estrés. Pero lo sé y sé cuánto va a durar y qué tengo que hacer, por lo tanto no es un problema. El problema sería si estuviera siempre así.

Sin dudarlo la mejor forma de determinar si vas bien o mal es que, antes de empezar (o, si ya estás en marcha, antes de seguir), determines qué consideras tu “ir bien”. Así podrás tomar decisiones con claridad en lugar de intentar dilucidar las cosas cuando estás en pleno caos. Por eso es importante que cada cierto tiempo repases tu trayectoria y decidas por dónde quieres ir y qué quieres conseguir, para poder seguir adelante sabiendo que sí, que vas por buen camino y que si te tuerces, sabrás cómo corregirlo.

¿Qué me dices? ¿Cómo sabes tú si vas bien o mal?

 

Autora Aida Baida Gil coachaida@gmail.com – La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de http://www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales y emprendedoras que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera. Si buscas claridad, motivación, acción y resultados, recibe su boletín gratis enhttp://www.aidabaida.com.
Fuente: https://jcvalda.wordpress.com/2014/12/28/como-saber-si-vas-bien-o-mal-en-tu-negocio-o-profesion/
Anuncios

Acerca de Ing. Gustavo Vittek

Ingeniero Industrial (ITBA), eMBA (Universidad Siglo 21), CPIM (APICS, CIRM (APICS) El desarrollo de mi carrera se fue dando en empresas multinacionales y en PyMES, relacionadas con actividades de alimentación, retail, consultoría y textil. Mi primer experiencia laboral la tuve en Brahma Argentina, como analista de materiales y planificación de compras de materias primas e insumos. En dicha empresa llegué a coordinar el sector de logística industrial, responsable de la planificación de producción y compras, distribución de producto terminado y atención a distribuidores. Dejo Brahma para ingresar en PricewaterhouseCoopers en la práctica de Consultoría de operaciones. Mi carrera continúa en Dia Argentina, al frente del Centro de Distribución en Vicente López, Buenos Aires por un período de casi 2 años. Llegamos a mi actual ocupación como Gerente de planta de Rontaltex S.A. En este punto de mi carrera aparece la necesidad de compartir los conocimientos y vivencias adquiridos en estos primeros años de experiencia laboral, sumados a las horas de capacitación en diferentes temas. En el año 2014 tomo contacto con Diseño Humano, una herramienta que permite conocer nuestro ser original, sin los condicionamientos de nuestra educación formal e informal. De una manera gráfica, simple y práctica, Diseño Humano nos permite conocer nuestra esencia, nuestros dones y áreas de aprendizaje, a la vez que nos muestra la forma correcta de llevar adelante nuestra vida, tomando decisiones desde el lugar correcto de nuestro diseño. Tenemos en nuestras manos el manual de instrucciones para llevar adelante nuestra vida de la forma más fluida y alineada con nuestra esencia. A principios de 2015 recibo la certificación de Guía de Diseño Humano Consciente. Estoy habilitado para hacer lecturas y dar orientación de los diseños que me soliciten preparar.
Esta entrada fue publicada en Autoconocimiento, Coach, Coaching, Coaching personal, Desarrollo personal, Exito y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Cómo saber si vas bien o mal en tu negocio o profesión?

  1. Antoni dijo:

    Reblogueó esto en Antoni Pina-Mendioroz y comentado:
    “…por dentro piensas: “pero si es que no quiero hacer esto”, y luego surgen las justificaciones que hacen que, aún así, sigas adelante: “pero es que tengo que hacerlo/es lo que se espera que haga/qué van a decir si lo dejo/voy a parecer una fracasada”, etc. “

    Le gusta a 1 persona

    • Antoni, muchas gracias por tu comentario y por el reblog. Respecto a las justificaciones que aparecen para hacernos seguir adelante, sin tener en cuenta lo que sentimos respecto a una situación, considero que es un aspecto que debemos tomar en cuenta seriamente. Digo esto porque si nuestro cuerpo nos dice que no queremos hacer algo y nuestra mente nos trae todo el condicionamiento social sobre lo que se espera de nosotros, etc, etc, entonces, ¿qué es lo mejor para nosotros? ¿Lo que sentimos que debemos hacer o lo que la sociedad espera de nosotros? ¿Cuál es el costo de no hacer lo que sentimos correcto? ¿Nuestra salud es menos importante que la opinión de la sociedad? Veo una gran cantidad de personas que deciden hacer lo correcto, desde el punto de vista de las expectativas de otros, y no seguir lo que su intuición o su cuerpo les dice…y terminan enfermas, vacías, sin alegría por lo que hacen…. Sin tomar las cosas en forma extrema, considero que debemos comenzar a escuchar más a nuestro cuerpo, a nuestra intuición y dejar de darle ese poder de decisión a la mente. La mente debe estar al servicio de la intuición, al servicio de nuestro cuerpo y no al revés. Mira, yo hace un tiempo estoy dedicado a lo que se denomina Diseño Humano, y desde el momento que comprendí de que cada uno de nosotros llegó esta vida diseñado en forma única, mi perspectiva sobre lo que debo hacer ha cambiado. Es un proceso complejo, dado que hay que eliminar varias capas de condicionamiento social, producto de la educación, de la interacción social, etc, que buscan homogeneizarnos para que sea más fácil llevarnos por el camino que la sociedad considera correcto. La experiencia que tengo con las personas que aceptaron conocer su diseño y su forma personalizada de llevar adelante su vida, para que todo sea más fluido, sin tener en cuenta el “deber ser social”, han cambiado la percepción que tienen de ellos mismos en forma positiva. Comprendieron que lo que antes veían como una falencia, en realidad es una oportunidad de aprendizaje inmensa, siendo que la sociedad condenaba ese aspecto “negativo” que ellas mostraban. Conocer tu diseño, aceptarlo y comenzar a actuar desde tu estrategia correcta, es muy sanador y permite alcanzar tu mayor potencial. Si deseas conocer más sobre Diseño Humano, me dejas un mensaje que con gusto responderé. Te dejo un especial saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Kurban dijo:

    conozco estos sentimientos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s