La vaca

vaca

¿Cuantas veces nos quedamos atrapados en nuestra zona de confort? Creemos que estamos bien así, en un estado de letargo pero que al fin y al cabo tranquilos. ¿Qué pasa si por factores externos o por decisión propia decidimos tomar el riesgo y nos aventuramos en algo nuevo? Lee esta historia “La vaca” y entérate qué es lo que sucede cuando una familia pierde lo que parecía su tesoro más preciado.

Un buen día un hombre sabio paseaba con su discípulo en una zona desértica. No había casas, tiendas, calles, nada. Siguieron caminando y de repente en medio de la nada encontraron una pequeña casa de aspecto muy pobre y decidieron acercarse a ver quién vivía allí.

En aquella choza habitaba una familia conformada por el padre, la madre y cinco hijos. El sabio le preguntó al padre: “En este lugar desértico no hay nada, ¿cómo hacen para subsistir aquí?”.

El hombre respondió: “Tenemos una vaca que nos da varios litros de leche cada día. Vendemos parte de la leche o la intercambiamos por otras cosas. Con la otra parte hacemos queso y otros productos para comer y así vivimos”.

El sabio satisfecho con la respuesta se despidió. Luego de un tramo el sabio le dijo a su discípulo: “Vuelve sin que te vean, agarra la vaca y mátala”. El discípulo espantado le dijo: “Maestro, ¿cómo les voy a hacer eso a esa familia? Es lo único que tienen para sobrevivir. No puedo matarla”. El sabio con mucha calma le ordenó: “Vuelve sin que te vean, agarra la vaca y mátala”. El discípulo triste obedeció.

Aquel incidente quedó grabado en la mente del joven discípulo.

Luego de un tiempo, con sentimiento de culpa por lo que había hecho bajo las órdenes de su maestro, el discípulo volvió a aquel lugar para pedir perdón a la familia. Cuando llegó, vio que en el lugar donde estaba antes la choza había una casa muy bonita con jardín e incluso un gran automóvil en la puerta. Se dio cuenta que los niños que jugaban en el jardín eran los mismos niños que había visto hace un tiempo atrás. Entró a la casa y vio al padre y a la madre, muy felices. Se acercó a ellos y les dijo: “Hace un tiempo vine y no tenían nada. ¿Qué pasó para que ahora sean tan prósperos?”

El padre respondió: “Joven, antes teníamos una vaca con la que subsistíamos. Pero un día la vaca se murió y tuvimos que aprender a hacer otras cosas diferentes, a desarrollar nuevas cosas, habilidades diferentes que no sabíamos que teníamos. La vaca nos dejaba conformes con lo que teníamos. Cuando la perdimos, pudimos seguir creciendo”.

Reflexión

¿Qué nos pasaría si salieramos de nuestra zona de confort? ¿Si soltáramos a nuestra vaca sagrada? ¿Qué otras oportunidades tendríamos en la vida? A veces estamos tan metidos en la rutina que no nos damos cuenta que nos empezamos a “oxidar”, vemos como que todo está siempre igual y como están las cosas relativamente bien, seguimos girando en el mismo círculo. Paremos por un instante y veamos dónde estamos y hacia dónde más podemos crecer. No nos quedemos estancados. Tú como emprendedor puedes hacer mucho más cada día, desarrolla tus habilidades, aprende nuevas cosas, crea nuevas estrategias para tu negocio, nuevos productos, etc. Piensa en todas las posibilidades que tienes a nivel personal, familiar, laboral, profesional. ¡No te quedes! ¡Tú puedes!

Tomado de: http://suplementos.pymex.pe/

Acerca de Ing. Gustavo Vittek

Ingeniero Industrial (ITBA), eMBA (Universidad Siglo 21), CPIM (APICS, CIRM (APICS) El desarrollo de mi carrera se fue dando en empresas multinacionales y en PyMES, relacionadas con actividades de alimentación, retail, consultoría y textil. Mi primer experiencia laboral la tuve en Brahma Argentina, como analista de materiales y planificación de compras de materias primas e insumos. En dicha empresa llegué a coordinar el sector de logística industrial, responsable de la planificación de producción y compras, distribución de producto terminado y atención a distribuidores. Dejo Brahma para ingresar en PricewaterhouseCoopers en la práctica de Consultoría de operaciones. Mi carrera continúa en Dia Argentina, al frente del Centro de Distribución en Vicente López, Buenos Aires por un período de casi 2 años. Llegamos a mi actual ocupación como Gerente de planta de Rontaltex S.A. En este punto de mi carrera aparece la necesidad de compartir los conocimientos y vivencias adquiridos en estos primeros años de experiencia laboral, sumados a las horas de capacitación en diferentes temas. En el año 2014 tomo contacto con Diseño Humano, una herramienta que permite conocer nuestro ser original, sin los condicionamientos de nuestra educación formal e informal. De una manera gráfica, simple y práctica, Diseño Humano nos permite conocer nuestra esencia, nuestros dones y áreas de aprendizaje, a la vez que nos muestra la forma correcta de llevar adelante nuestra vida, tomando decisiones desde el lugar correcto de nuestro diseño. Tenemos en nuestras manos el manual de instrucciones para llevar adelante nuestra vida de la forma más fluida y alineada con nuestra esencia. En abril de 2018 recibo la certificación de Analista de Diseño Humano Consciente, con especialización en relaciones. Estoy habilitado para hacer lecturas estratégicas, lecturas integradoras y de propósito de vida. Las lecturas de relaciones orientan a todo tipo de parejas en cuanto a las áreas de apoyo de potencial conflicto en la relación. Haciendo consciente el conflicto, tomando las áreas de apoyo y comodidad de la pareja muestro el potencial crecimiento de la relación.
Esta entrada fue publicada en Fabulas para reflexionar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s